Boliche Nueva generación bolicheros RD

  • Nueva generación bolicheros RD

    El talento juvenil femenino desde ya se deja sentir en el boliche dominicano, figuran Alicia Soto, Lián Pérez, Sarah Cavallo, Gabriela Morales, Carmina Hermond, Ana Gabriela Soto y Pierina Rojas

  • Nueva generación bolicheros RD
Pedro G. Briceño
Santo Domingo

La presencia de nuevos rostros de notable calidad perfilan  un futuro promisorio para el boliche dominicano, cuya matriculación se eleva con notoriedad en un boom que poco se había observado en sus más de 4 décadas de historia en el país.

Don Rolando Sebelén es el estandarte y columna más sólida del boliche en el país, cuya pasión por el mismo fue imitado por sus vástagos, Rolando, Rolando Antonio y Rolando Raffy. Estos dos últimos aún exhiben gran calidad, a la que se unen Aumí Guerra y Astrid Vicente, en femenino, así como Alex Prats, en masculino.

,Ellos  representan el espejo donde en la actualidad se observan talentos como Gregory Morín, Willy Simó, Rene Garrido, Wascar, Juan y  Sarah Cavallo, Manuel González, Carmina Helmont, María Paula Hernández entre otros.

La cada vez más pujante Federación de Boliche Dominicana se une a la presencia de la Asociación de Boliche del Distrito, la Liga de la Asociación de Bancos, Las competencias que se realizan en el torneo Intercolegial Claro y  los Juegos Militares. Todos  juegan un rol protagónico en el impulso de este deporte en los últimos tiempos.

Asimismo, la obtención mediante el mismo de becas universitarias en Estados Unidos ha permitido que en la actualidad la existencia de más de un millar de bolicheros solo en el Gran Santo Domingo, evolución que desde ya le provoca una especie de “dolor de cabeza” a la Febodom, entidad que diferente a otras épocas y debido a la calidad existente ha tenido que observar la lista varias veces de “arriba hacia abajo” y viceversa para entre el amplio talento disponible escoger una preselección para un evento internacional.

Figuras como los dos últimos hijos de Don Rolando, Guerra, Prats, Astrid Vicente, Virginia Bello, Willie Javier y José Estrada continúan brindando sus frutos en lo nacional e internacional, pero un relevo más que promisorio le aguarda al boliche del país para que de esta forma continúe por un buen tiempo aportando preseas en citas internacionales.

Pues a las cinco preseas conquistadas en Mayaguez 2010 y las otras tres de Veracruz 2014 en los Centroamericanos y del Caribe podrían alcanzarse una cifra igual y cuidado si logran superarlas, según las expectativas creadas y el desempeño en los pasados Juegos Bolivarianos, doncde el boliche aportó ocho, segunda disciplina con la mayor cantidad entre los dominicanos..

Llegada del relevo
Francis Soto, presidente de Febodom muestra su regocijo por la cantidad de jóvenes valores que se abren paso en este deporte, pues tras su arribo a la entidad, hace ya seis años, se mantenía un buen núcleo a nivel superior, pero carente de un virtual relevo.

“Cuando arribamos aquí todo estaba maduro y madurándose, no existía nada verde que en un futuro cercano pudiéramos echarle mano para establecer una plataforma para los años por venir y en esto fue que comenzamos a trabajar y hoy día podemos sonreír en el sentido de que contamos con un núcleo que nos ayudará a dar las batallas en los diferentes torneos”, señala Francis sobre la estructura que cada vez es más sólida en el boliche dominicano.

Expresa que “el talento que hemos venido captando lo hemos hecho a los 15 y 16 años y ahora nuestra meta es seguir bajando la proporción de las edades en que incursionan, al menos entre 12-13 años”, agrega el presidente de la entidad.

Los logros juveniles
La conquista por primera vez en la historia de una medalla de bronce en un evento mundial juvenil representa un gran termómetro de la calidad que exhibe el relevo en el boliche, las mismas fueron de bronce y tuvieron como protagonistas a Héctor Simó en sencillo y éste se unió a Wascar Cavallo para lograrla en dobles en el Mundial en Nebrasca.

En el recién finalizado campeonato Iberoamericano, Gregory Morin Jr. se unió a Wascar para alzarse con la presea de plata del reciente certamen Iberoamericano, mientras que las diferentes selecciones dominicanas estuvieron repletas de bolicheros juveniles, quienes son el fruto de una Liga Juvenil que funciona cada sábado.

“Esto ha sido enorme en los pasados cuatro o cinco años, una gigantesca camada de jóvenes talentos de quienes me siento muy orgulloso de que han llegado para quedarse en nuestro deporte”, señala Sebelén.

Y su entusiasmo es mayor debido a que el Sebelén Bowling Center ha sido el hogar que desde el nacimiento de estos valores ha albergado a esta camada de nóveles talentos, a quienes ha visto crecer y desarrollar hasta alcanzar el grado de estelar en muchos de los casos. “Estos muchachos son como hijos de la casa, pues el boliche es una sola familia”, señala el principal propulsor del boliche en el país y quien además es inmortal del Pabellón de la Fama del deporte dominicano, tras su experiencia representando la bandera tricolor por gran parte del globo terráqueo.

En la parte femenina, el talento también es inmenso, al menos cuatro integrantes estuvieron en su primera presentación a nivel internacional y lo hicieron con éxitos y en este grupo figuran Sarah Cavallo, Ana Grabiela Soto, Carmina Helmond y María Paula Hernández . Varias de ellas se encuentran entre las preclasificadas para los Centroamericanos de Barranquilla, con algunas con oportunidades de integrar el seleccionado nacional.

El Crecimiento
Pero, ¿ Porqué el crecimiento del boliche en el país, una disciplina que como federación aún no cuenta con un hogar propio?.

“El boliche me ha hecho sacar lo mejor de mí, tengo que pensar mucho y esforzarme”, expresa Manuel González, de 22 años, cuyos inicios se remontan a un torneo intercolegial Claro en el cual participó y salió vencedor y quien ha paseado su talento por Panamá, México y Las Vegas.

Mientras que Alicia, ocho años más joven que Manuel entiende que el boliche le ayuda a superar el stress y ya ha probado el sabor de actuar en torneos internacionales, cuya experiencia la adquiere en la medida en que continúe sus prácticas.

El boliche crece en el país y este desarrollo tiene su mejor termómetro en el trabajo que en los pasados cinco años registra la Federación Dominicana de esta disciplina.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*