La dieta cetogénica

Cuando se busca perder peso, aumentar la masa muscular o mejorar la salud, el régimen alimenticio es la parte más determinante para lograr resultados.        

En los últimos años se han popularizado algunas dietas por sus resultados y se escucha a un mayor número de personas hablando y optando por las mismas a pesar de no ser realmente nuevas.

Es el caso de la dieta cetogénica, de la cual hay un sinnúmero de informaciones, algunas de estas de relevancia para nuestra salud.

¿En qué consiste la dieta cetogenica? Una dieta cetogénica es una estrategia que a través de la restricción de carbohidratos o azucares en la alimentación lleva a nuestro cuerpo a utilizar los depósitos de grasa como energía.

Se dice que la dieta cetogénica quema grasa consumiendo grasa, ¿es esto así? Quemamos grasa por dejar de consumir azúcar, no por consumir grasas. El cuerpo tiene tres fuentes energéticas para mantener todas sus funciones vegetativas y normales del metabolismo: la glucosa, los ácidos grasos libres y los cuerpos cetónicos.

Una vez que reducimos el aporte de carbohidratos, los triglicéridos se rompen en ácidos grasos libres y estos son metabolizados a nivel hepático en cuerpos cetónicos.

Esta adaptación metabólica es resultado de lo que somos nosotros como especie que evolucionó.

En los momentos de hambruna, donde había restricción de carbohidratos como los procesos de hibernación o los procesos de temporada de glaciación, los cuerpo cetónicos servían como fuente energética básica para la función del cerebro.

Hay que tener en cuenta que en cualquier estado nutricional o metabólico siempre vamos a tener de las tres fuentes energéticas: ácidos grasos libres, cuerpos cetogénicos y glucosa.

La diferencia es que cuando restringimos las azúcares nuestro cuerpo va a tender más a utilizar los cuerpos cetónicos pero siempre habrá cierta glucosa creada a partir de ciertos aminoácidos de nuestro cuerpo.

¿Puede ser esta dieta utilizada por cualquier persona que quiera perder peso? La condición básica para pérdida de peso es ingerir menos calorías, la diferencia es que con la dieta cetogénica si se combina con una reducción calórica va a fomentar más la pérdida de grasa corporal y la retención de masa muscular.

¿Hay alimentos que debemos excluir cuando hacemos esta dieta? La dieta cetogénica es una dieta baja en carbohidratos, quiere decir que cualquier alimento que por su paso por los intestinos se disponga automáticamente como glucosa se debe restringir en su totalidad por unas cuantas semanas, usualmente de 14 a 21 días.

La dieta cetogénica no es una dieta alta en proteínas, es una dieta alta en grasa y baja en proteínas y cero en carbohidratos.

Una vez se consigue un estado cetogénico se puede comenzar a introducir ciertos carbohidratos y aun mantenemos ese cambio o esa adaptación metabólica en la que damos preferencia a la oxidación o quema de ácidos grasos libres.

¿Durante qué tiempo se recomienda realizar esta dieta? Socialmente es prácticamente imposible hacerla 100%, la exposición a eventos y situaciones donde hay abundancia de azúcares y alimentos procesados la hacen muy cuesta arriba.

En algunas condiciones de salud está demostrado que esta dieta en muchas enfermedades degenerativas, cuando se descubren en su estado inicial y se implementa esta estrategia nutricional, estas se ponen en remisión.

Se podría hacer una dieta baja en carbohidratos como un estilo de vida constante, pero es un asunto de decisión personal.

Se dice que prolongar esta dieta puede ser perjudicial para la salud, ¿es realmente así? Todo lo contrario, todas las enfermedades degenerativas están asociadas con niveles altos de glucosa y la consecuente producción de altos niveles de insulina, toda dieta en la que se reduce el aporte total de azúcares procesadas, va a mejorar los perfiles de glucosa y a restringir la liberación indiscriminada de insulina, por ende, vamos a envejecer más lento.

¿Es cierto que la dieta cetogénica puede ayudar a mejorar condiciones de salud? En condiciones como Alzheimer, Parkinson, declive cognitivo, algunos tipos de cáncer, especialmente los que tienen que ver con tumores, se ha demostrado que esta dieta podría fomentar la no proliferación de estas células y también poner en remisión estas enfermedades.

Se dice que al realizar esta dieta no se debe hacer ningún ejercicio o la persona podría marearse. ¿Es esto cierto? Es todo lo contrario, las fuentes energéticas son mucho más abundantes que las reservas de azúcar, lo que sí es cierto es que una persona que está acostumbrada a tener una dieta glucogénica, que es lo contrario a cetogénica, una vez se restringen todas las azúcares inicia un proceso de ajuste energético metabólico que va a llevar algunos días.

Una persona que está acostumbrada a realizar ejercicio con aporte de glucosa cuando los corte va a sentir una caída pero esto es un proceso de reajuste de pocos días y luego va a experimentar un repunte energético porque definitivamente los cuerpos cetónicos son una fuente de energía mucho más sana que la glucosa.

UNA DUDA

¿Para realizar esta dieta debemos estar bajo la supervisión de un nutricionista? No necesariamente. Pero una persona que no tenga ningún tipo de conocimiento, sobre todo de lo que es un carbohidrato, una proteína, una grasa, una fibra, un vegetal, le haría mucho bien investigar o consultarse con una persona facultada.

JUAN CARLOS SIMÓ, COACH

Especialista en rehabilitación funcional, nutrición para transformación estética y prevención de enfermedades; entrenador de la fuerza y transformaciones de estilos de vida.

En la web: jcsimo.com

Instagram: @jc_simo

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*