Discapacitados sin ayuda para superar obstáculos

Las personas reclaman una mayor inclusión en áreas de trabajo, educación y salud.Santo Domingo.condiciones-01p01-Cojo, manco, tuerto, retrasado y sordo son de los términos despectivos que utilizan algunos para referirse a personas que tienen una determinada limitación.

Las personas con un problema fisicomotor, visual, intelectual, auditivo y del habla, además de soportar los insultos, también tienen que luchar por su derecho a la inclusión, a tener acceso a educación, a la salud y a un empleo que les permita seguir desarrollándose como individuos en una sociedad que los tilda de “fenómenos” al no darles la oportunidad.

Sin embargo, para mucha gente, tener una condición especial no es limitante, simplemente es el motor que la lleva a superar con éxito las dificultades de un sistema que no garantiza la inclusión.

Katherine Dianeza Caro Mañón no nació con una discapacidad, sino que producto de una enfermedad que la afectó a los diez años le amputaron la pierna izquierda.

Tiempo después le implantaron una prótesis, así que debía asistir a la Asociación Dominicana de Rehabilitación (ADR, donde recibió terapia. y allí, la joven, hoy con 21 años de edad, no solo logró su recuperación, sino que descubrió su pasión por la terapia física.

Manifiesta que nunca olvidará la confianza que los terapeutas le inculcaron para que asumiera esa pierna como una parte de ella.

Relata que al carecer de recursos para estudiar solicitó ayuda a la ADR para poder hacerlo y esta entidad sin fines de lucro la respaldó con media beca y se inscribió en la Universidad Católica de Santo Domingo.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*