Bichara valora propuesta editorial de Listín Diario

Sergio Cid Solano
Santo Domingo
El vicepresidente ejecutivo de la Corporación Dominicana de Empresas Eléctricas Estatales (CDEEE), Rubén Jiménez Bichara, valoró positivamente las sugerencias realizadas por LISTÍN DIARIO en su editorial de ayer, las cuales proponen iniciativas que salven ante todo la continuidad y puesta en marcha del proyecto energético Punta Catalina.

Durante un encuentro con la prensa, Jiménez Bichara expresó que “cualquier sugerencia, tendente a que las cosas se solucionen, pienso que deben ser bien recibidas, bien ponderadas y analizadas, por lo que saludamos una sugerencia hecha de buena voluntad y en aras de que las cosas y el proyecto puedan salir adelante”.

Responde a Odebrecht
El funcionario informó que el Gobierno dominicano no acepta ninguno de los reclamos realizados por la empresa Odebrecht y “que no está en disposición de pagar ni un centavo adicional” de lo establecido en el contrato.

“El Gobierno está comprometido con el interés nacional y defenderá cada centavo invertido y por invertir para la finalización de este proyecto”, dijo.

Explicó que los días 6 y 19 de julio de este año la CDEEE recibió un pliego de documentos contentivos de ocho extensos volúmenes en los que el consorcio Odebrecht-Tecnimont-Estrella presenta requerimientos adicionales a lo previamente contratado para la construcción de la Central Termoeléctrica Punta Catalina.

Refirió que los equipos técnicos de la CDEEE, la firma Stanley Consultants, quienes son los Ingenieros Supervisores de la Obra y la Unidad Ejecutora de Proyectos, procedieron a la evaluación de los requerimientos, cuyo monto alcanza US$708 millones, cantidad que exige en forma adicional a US$1,945 millones que establece el contrato de Ingeniería, Procura y Construcción.

Jiménez Bichara destacó que la CDEEE mantiene su compromiso de trabajar para que la obra energética concluya satisfactoriamente, por lo que dispone de los recursos necesarios para cubrir los costos de construcción originalmente acordados.

Asimismo, informó que a partir de la próxima semana iniciarán las conversaciones con el consorcio para plantearle su posición en torno a las reclamaciones que hicieran.

Sostuvo que de no llegar a un acuerdo con el consorcio Odebrecht-Tecnimont-Estrella, procederán a lo que se establece en el contrato “arbitrios y jurados internacionales, además de la justicia”.

El funcionario reveló que los reclamos del Consorcio Odebrecht-Tecnimont-Estrella se dividen en dos puntos globales: 1.- Aspectos relacionados con el cronograma de construcción y posible extensión de plazos de terminación de la obra, por la suma de US$542.6 millones; y 2. Modificaciones incurridas en el proyecto por situaciones surgidas en el proceso y que no fueron contempladas previamente, por la suma de US$165.6 millones.

La obra avanza bien

El vicepresidente de la CDEEE destacó que los trabajos de construcción de la obra continúan a ritmo adecuado, y los pagos correspondientes al Consorcio se harán de forma oportuna, con base en el cumplimiento de los hitos que incluye el proyecto, tal como lo establece el Contrato EPC (Ingeniería, Procura y Construcción).

“Desde la CDEEE tenemos la firme intención de que esta central termoeléctrica, con una capacidad total de 752 megavatios en base a carbón mineral pulverizado, sea concluida a finales del año 2018”, adujo.

Cero chantaje:
En el día de ayer, este medio publicó en su editorial “Ante un chantaje de Odebrecht” dos propuestas dirigidas a dar luz al conflicto entre la constructora y la Corporacion Dominicana de Empresas Eléctricas Estatales. En el escrito se propone que el Colegio Dominicano de Ingenieros y Arquitectos y la organización cívica Participación Ciudadana elijan una comisión de ingenieros y analistas de costos, y si se trata de opositores al proyecto mucho mejor, para que revisen los niveles de cumplimiento al contrato firmado entre las partes y establezcan si hay lugar o no a estas monumentales sobrevaluaciones.

Además, establece que de no encontrarse una fórmula conciliadora, pues lo que cabe es que el Estado dominicano lleve su causa por ante los tribunales internacionales o solicite un arbitraje internacional que ponga las cosas en su justo contexto, sin menoscabo de la continuidad de los trabajos de construcción hasta el final.

Plantea que otra vía rápida, antes de someter la litis a un arbitraje internacional, sería que una comisión del Estado dominicano, de alto nivel, vaya a Brasil a discutir directamente con los nuevos ejecutivos de la Odebrecht la razonabilidad de estos cobros y los argumentos de tipo contractual que la CDEEE esgrime para no reconocer estas reclamaciones.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.